jueves, 29 de junio de 2017

La nota

Me encontré esta nota en un libro en alguna de las librerías de Donceles, me ha parecido algo muy "peculiar", tanto  que lo trascribí aquí, después de leerlo lo deje en el mismo lugar:


domingo, 18 de diciembre de 2016

Metafórica

¿Cómo negarle a mi espíritu el crecimiento? Tuve que morir y dejar a mi cuerpo en reposo todo este tiempo. El dolor me era necesario para la transformación. Nuestras heridas son similares, pero las curas son opuestas. Yo me sumerjo en el agua hasta ahogarme en mis emociones inconscientes, quemo a mis órganos en el fuego para renacer.  Amo el descubrimiento de toda mi Libertad, la poseo, quiero manejarla y conducirla yo misma; exploro los dos lados: positivo y negativo. Encontré a Dios en la naturaleza, y ahí es donde pertenezco: a las ramas secas, a los árboles verdes, al bosque, al mar y las cascadas, a los pájaros y charcos; a la serpiente. Me rebelo a la biología de mi propio cuerpo. Fui yo quien sacrifico la figura del amor para liberarlo.  Trabajo con mis emociones y sentidos, presto mis músculos al arte. Estoy renacida. Exploté a mi cuerpo en las noches, no lo dejaba dormir, mientras que durante el día lo mantuve con energía neutra no permitiendo a mi cerebro pensar en la ausencia, sólo dormida mi corazón se trasladaba a mi boca, estallando en palabras escuchadas por el túnel de la curación y los paisajes emocionales: cráteres abriéndose, lluvia en medio de un teatro, montañas enigmáticas, caras nebulosas, gatos con dos cabezas, plantas creciendo en mis pies, alas en mi espalda... Mi voz ya no está atascada, tiene su propio canto y ritmo. No, ya no estoy herida. Ya no. Tome el camino que implica sacrificios y la cicatriz con tu nombre acaba de cerrar. 

viernes, 11 de noviembre de 2016

viernes, 14 de octubre de 2016

sábado, 1 de octubre de 2016

A flor de piel

Antes que cualquier titulo en letras hispánicas, teatro y actuación, humana, mujer, testaruda... Soy puramente primigenia. He llegado a una conclusión importante en mi vida, en este momento mi perspectiva es dueña de su propia ideología; mi padre, mis maestros, los libros, me han ayudado a crecer, pero eran sus ensayos, la perspectiva de la vida a través de sus ojos. Sigo leyendo y acudiendo a los sabios, a la relación consanguínea, pero mi esencia tiene su propia voz, no necesito ecos que lo reafirmen; no me interesa conocer a nadie más antes que a mí misma. Mi pasión por la naturaleza y conducta humana, ha dado frutos, ser observadora y analítica de mi propia especie me ha regalado la flor de la que provengo. Mi instinto no está más debajo de una roca, escondido en una cueva, lo he dejado libre sin cadenas, es estruendoso y salvaje.  Está a flor de piel. ¿Lo oyes latir al unisono con el amor? Inalcanzable y primigenio. Es lo que tengo para dar.

miércoles, 3 de agosto de 2016

16:45

Y nadie lo sabe, pero tengo mi propia revolución privada debajo de la piel. Así voy a la cama y despierto hecha otra persona. Tengo a tantas mujeres dentro mío. No me importa lo que crees que soy, yo sé quien soy, la pregunta es: ¿quién soy para ti?. Visto desde lo que yo arrojo de mí hacía ti.



jueves, 28 de julio de 2016

27 de Julio 8:45 pm

Dos veces antes, en el pasado. Una ayer. Ya son tres. La violencia no es la solución, siempre lo he dicho, pero cómo le metes neuronas a la gente. La noche de ayer me golpearon en frente de un comitiva de alumnos; las groserías hacía mi persona brotaron cual tapa de alcantarilla es destapada para que salgan sus respectivos huéspedes y podredumbre, el show comenzaba cual esquina de alguna vecindad de condominios de clase media acostumbrada a ver novelas donde llaman despectivamente  los unos a los otros "marginados". Todos los espectadores huyeron, como si la alarma sísmica hubiera sonado, en el fondo creo que comprendo su discreción mediada. Comenzó la luvia de improperios hacía mí. Intenté razonar con la mujer pero por desgracia eso no basta para unos oídos que no escuchan, una lengua viperina, y una crisis existencial de mujer de 50 años. 

Lo malo: un pómulo inflamado, cabeza hinchada, difamación, moretones, amenazas, humillaciones...

Si llegamos a los 50 años y se presenta una crisis en nuestras vidas, no golpeemos a la gente joven acusándola de "robar nuestro lugar", de nuestros fracasos, escoger a un chivo expiatorio y crucificarlo frente a todos, mucho menos a alguien que vive más en Neptuno que en la Tierra, un onirista. Mejor descubran la masturbación,  hagan un viaje, en barco o avión, abandonen viejos patrones, aprendan algún talento oculto, inicien un nuevo romance, corten su cabello de alguna manera estrafalaria, visiten niños o gente desahuciada, vayan al mar o de plano dense un tiro, pero no lastimen a alguien inocente. 

Desde el Sur de la Ciudad un corazón golpeado. 

sábado, 9 de julio de 2016

Cuadratura deseo



1:24



Estuve en el jardín. Orando por mi vida. Busqué el canto de mi pájaro. Tuve poco tiempo para pensar en mis pecados, el viento me cubría de incertidumbre e hice un juramento. Me deslice entre la noche más oscura y larga de mi corta vida, vi a la muerte accionar un cronómetro. Ahí, en el jardín, encontré mi libertad; descubrí que tenia que luchar sola desde mi oscuridad y vacío, vi el amor emerger de las flores que nunca mire, hasta ese momento. Ahora las amo profundamente, me percaté de su reverberancia única y genuina. Entonces apareció ante mí su presencia como un ave fénix ardiendo en llamas, vestido de colores oscuros y brillantes usando una cruz en mi nombre, lleno de luz, resplandor y gloria. Dijo "baila mujer,  baja de la cuerda floja, mira el reflejo en mis ojos, ahí está el verdadero rostro de Dios, sumerge tu espíritu en la profundidad y eterno amor de su esencia".  
Conozco el jardín. Mi corazón tiene paz, está en casa. Reconozco mi voz, canto mi melodía.



sábado, 11 de junio de 2016

Día 11


HAMLET.- Dirás este pasaje en la forma que te le he declamado yo: con soltura de lengua, no con voz desentonada, como lo hacen muchos de nuestros Cómicos; más valdría entonces dar mis versos al Pregonero para que los dijese. Ni manotees así, acuchillando el aire: moderación en todo; puesto que aun en el torrente, la tempestad, y por mejor decir, el huracán de las pasiones, se debe conservar aquella templanza que hace suave y elegante la expresión. A mí me desazona en extremo ver a un hombre, muy cubierta la cabeza con su cabellera, que a fuerza de gritos estropea los afectos que quiere exprimir, y rompe y desgarra los oídos del vulgo rudo; que sólo gusta de gesticulaciones insignificantes y de estrépito. Yo mandaría azotar a un energúmeno de tal especie: Herodes de farsa, más furioso que el mismo Herodes. Evita, evita este vicio.

Ni seas tampoco demasiado frío; tu misma prudencia debe guiarte. La acción debe corresponder a la palabra, y ésta a la acción, cuidando siempre de no atropellar la simplicidad de la naturaleza. No hay defecto que más se oponga al fin de la representación que desde el principio hasta ahora, ha sido y es: ofrecer a la naturaleza un espejo en que vea la virtud su propia forma, el vicio su propia imagen, cada nación y cada siglo sus principales caracteres. Si esta pintura se exagera o se debilita, excitará la risa de los ignorantes; pero no puede menos de disgustar a los hombres de buena razón, cuya censura debe ser para vosotros de más peso que la de toda la multitud que llena el teatro. Yo he visto representar a algunos Cómicos, que otros aplaudían con entusiasmo, por no decir con escándalo; los cuales no tenían acento ni figura de Cristianos, ni de gentiles, ni de hombres; que al verlos hincharse y bramar, no los juzgué de la especie humana, sino unos simulacros rudos de hombres, hechos por algún mal aprendiz. Tan inicuamente imitaban la naturaleza.

Corregidle del todo, y cuidad también que los que hacen de payos no añadan nada a lo que está escrito en su papel; porque algunos de ellos, para hacer reír a los oyentes más adustos, empiezan a dar risotadas, cuando el interés del drama debería ocupar toda la atención. Esto es indigno, y manifiesta demasiado en los necios que lo practican, el ridículo empeño de lucirlo. Id a preparaos. 

7:37

7:23 Todo se borró


1 .Mi súper cerebro se conecta al Universo, no hay colores ni formas.
2. Mis escamas son suaves y elegantes
3. Todo lo sé, comprendo mis alcances
4. Estoy despierta
5. Soy feliz
6. Mis oídos se agudizan, escucho los sonidos lejanos y cercanos
7. Mis versos son perfectos en la simplicidad de la naturaleza
8. Soy un felino, águila y serpiente
9.  Me uno a mi sombra
10. La música y la danza es mi ritual espiritual






viernes, 27 de mayo de 2016

11:50 Lilith y yo

No hay belleza más grande que estar bajo ésta lluvia. Cada lágrima, cada desvelo, arruga, cada sonrisa reconforta a mi espíritu porque yo, junto con el universo confabulamos por y para mis sueños, ahora sé que lo disfruto más cuando pago por el obsequio. Siempre he amado a la gente, y cuando no, a cambio les ofrezco algo que no olvidarán nunca, pero esta vez se trata de mí; y no hay tregua, me estoy amando profundamente. Me estoy dando una de las mejores lecciones, está trabajando el Super Yo, bajo mi vigilancia. Ya no puedo ser como Eva,  trabajo para Lilith y me está dominado; ahora soy ella. No ha sido fácil, pero es parte de mis recovecos. No quiero huir, quiero terminar hasta el fin del mundo; yo estoy agradecida, demasiado, soy una mujer afortunada.  






domingo, 15 de mayo de 2016

Llámame Bruja

                                                                                                                 4:49

Nunca me había sentido tan viva. Ésa sangre me da vida. Cuando quiero algo, simplemente lo tomo. Yo no soy como ustedes... Que son como atardeceres oxidados, junto con esas hojas que arrastra el viento sin rumbo alguno, con un maldito solecillo que cae como un puñal que descuartiza los cuerpos, ese olor a viejo que asfixia lentamente a las mentes. A mí me gusta el amanecer y la noche, la primavera y el invierno, no soy intermedio. No puedo viajar en su mar gris, tengo muchos colores que explorar. Mi cuerpo es una maquinaria casi perfecta, un bóveda que alberga cosas insospechadas; mi cerebro aprovecha todo al máximo; bueno o malo, desgracia o dicha, desastre o perfección, palabra por palabra... Lo convierto en mi combustible. Tengo un plan, una demanda, que considero justa, es por eso que voy a conseguir lo que deseo, así que quítate de mi camino.

martes, 10 de mayo de 2016

Alejandra Pizarnik


No esperar nada del mundo. Estarse inmutable en los desastres. Reconocer que aunque no fueran desastres no por eso serían otra cosa que consuelos. Conocer que la esperanza es una mentira, que lo absoluto es la única aspiración legítima y que es inalcanzable.

jueves, 28 de abril de 2016

De cómo me siento


Estos días de los veintes son extraños. Ahora ya no quiero compartir lo que me pasa,  no quiero que me lean. Incluso llegue a pensar en pegar una canción de un amigo de nacionalidad uruguaya para que así con su composición,  su guitarra pudiera hablar por mí, usurpando a mis dedos que ya no quieren escribir al respecto de cómo me siento hoy, pero, en verdad, lo he meditado en la madrugada de ayer y tampoco quiero compartir esa melodía porque aunque es de él y todos pueden oírla para mí representa mi estado intimo. Hoy no tengo nada que aportar. El lenguaje habla en el silencio, ahora todo va más allá de las palabras. Váyanse de aquí, quiero estar sola. 

jueves, 24 de diciembre de 2015

De noche



Me siento junto a ti en el sillón verde, nos miramos... Nuestras miradas chocha un segundo y al acto se alejan para fingir distracción, disimular la percepción uno del otro. Nuestros ojos se alejan, ambos se concentran  en  mirar el foco que cuelga del techo.  Te miro  de reojo, observo tu rostro; escupo una sonrisa al ver tu cara  roja de timidez.  Tú me devuelves la sonrisa. Me enamoro. Tu camisa tiene una bolsa de lado izquierdo, como si ahí hubiera una puerta hacía tu corazón: yo quiero entrar y comerlo, hacerlo mío (y lo es).  Me acerco un poco más a ti, toco tu ondulado cabello, te estremeces; sé que ahí puedo esconderme, mis dedos palpan tu cráneo; un poco más adentro está tu locura, la siento como la mía; enloquezco contigo; de pronto amo tu olor y creo saberlo todo de ti. Salimos de la habitación, contemplamos desde el balcón la oscura noche. Yo interrumpo el silencio y arrojo una pregunta a tu oído:

—Son luciérnagas, ¿verdad?
—Perdón… (mientras te humedeces los labios con la lengua)
— Son luciérnagas…Todos las miramos, revolotear como pequeños ángeles torpes en torno de la nada... bailan traslúcidas, locas, enervadas por la luz asesina del foco del balcón.
— Son hermosas como tú, brillantes como tú... (susurraste)

Busco tus ojos para confirmar lo que intuyo, nuestro magnetismo nos une, como imanes nuestros sexos se buscan; besas mis dedos y mejillas mientras escuchamos el ruido de la periferia. Pero, súbitamente nos detenemos; en seguida te tornas frío. Mi corazón excitado se rompe... Ambos entendemos que somos tal cual como las luciérnagas: bellas, intocables y que sólo brillan en la oscuridad. 


jueves, 29 de octubre de 2015

Lo que pasó (Historia chiquita)

Hay gente que de un día para otro cambia, entran como un zapato prometiendo maravillas para tus pies y sólo se convierten en calzado sucio, inequívocamente pasos tropezados por las confusiones de la inmadurez, el miedo y la soledad. Existen otras personas que se dicen ser tus amigos y se aleja de ti; se sientan en un sillón a mirar el cielo a esperar que todo caiga de él.  Ambos hicieron con sus actos papel estraza (bien cortado) a mi corazón, pero aún vivo, ando en el cuartito de los sueños, y no estoy dormida, estoy despierta.


miércoles, 30 de septiembre de 2015

viernes, 18 de septiembre de 2015

Yo también soy la preferida

"moi je rêve, moi je ne suis pas”



Porque sueño yo no lo estoy 
Porque sueño, sueño.
Porque me abandono por las noches a mis sueños,
antes de que me deje el día.
Porque no amo.
Porque me asusta amar, ya no sueño.
Ya no sueño.

A ti la dama,
la audaz melancolía,
que con grito solitario hiendes
mis carnes ofreciéndolas al tedio.
Tú, que atormentas mis noches,
cuando no sé qué camino de mi vida tomar,
te he pagado cien veces mi deuda.
De las brasas del ensueño,
sólo me quedan las cenizas
de una sombra de la mentira
que tú misma me habías obligado a oír.
Y la blanca plenitud,
no era como el viejo interludio
y sí una morena de finos tobillos
que me clavó la pena de un pecho punzante en el que creí,
y que no me dejó más que el remordimiento,
de haber visto nacer la luz sobre mi soledad.

E iré a descansar con la cabeza entre dos palabras, en el valle de los avasallados.

lunes, 27 de julio de 2015

sábado, 4 de julio de 2015

Soy el centro del universo



Despierto en brazos de la extraña mujer, ella me mantiene amamantando de su pecho, sobrevivo gracias su generosidad; aquel pezón enorme y rosado me alimenta en mis horas de flaqueza. Es agradable recibir su amor: tierno y protector. Siento su calor sobre mí frágil cuerpo, la dulzura de su naturaleza incondicional. No pronuncia palabra alguna, sus caricias son un laberinto de emociones donde el sentido de la lógica cambia con la puesta en escena del amor que recibo, pero hoy es diferente,  surge una promesa y me pesa en la mente como una condena, algo que jamás es presente: el amor imposible se escapa hacia el infinito. No es mía, no estará  eternamente para mí. Pienso, pero no demasiado, sólo siento: voracidad. Mi boca succiona en todas direcciones, mis labios aprietan su carne con intensidad, mis dientes se clavan en la piel; ella lanza un quejido mientras escurre sangre del borde del pezón, naturalmente, entra en mi boca entremezclado con la leche; trago ambos líquidos; le brotan lágrimas. Me aparta de ella, sólo un momento. A lo lejos, puedo observarla, tal cual es físicamente: una criatura excitante, única y maravillosamente hipnótica, que solloza como humano pero tiene el aspecto de un monstruo de un sólo ojo: es un cíclope. La criatura, intenta inútilmente comunicarse conmigo, busca la cura a la herida en su pecho; intenta exorcizar por medio del lenguaje los demonios que afligen su cuerpo y espíritu; y ante el fracaso y la frustración la poesía se convierte en un amargo veneno, el demiurgo en golem, el amor en víboras con ponzoña que me arrojan lejos de la criatura; pero yo me arrastro hacía ella, gateo hasta llegar a sus pies, entonces vuelve a cogerme entre sus brazos y a darme de amamantar ignorando que mi boca es un agujero negro que devora todo lo que tiene frente, ambos fingimos creer que sacia mi constante estado de hambre. Somos un error inevitable, un profundo y mutuo vacío.

sábado, 13 de junio de 2015

Agridulce

Una canción que termina en tono menor...

domingo, 7 de junio de 2015

Mariposa iconoclasta

A veces me doy permiso de ser voluble, alguien que maldice los errores propios y de los demás, ¿un hábito adquirido? ¿de dónde habrá salido? No lo sé. También me doy permiso de ser soberbia, pero sobre todo de que mi lengua tenga el efecto descorazonado de hacer perder la fe en la humanidad. Soy incomoda. Pero, afortunadamente los años no pasan en vano, y me han enseñado un par de cosas; lo que antes parecía azul ahora no es tan intenso, lo que era blanco ahora es gris y lo que nunca fue negro, sin duda hoy en día es profundamente negro. Cuando las cosas pequeñas no me dejaban dormir, en la actualidad son las que me hacen desear y necesitar dormir. El odio indiscriminado hacía la periferia ahora se ha vuelto algo tolerable. Mis heridas psicológicas primordiales son mi gran justificación. Cuando era niña pasaba una o dos horas “imaginando cosas” para poder ser feliz, ahora sólo necesito oprimir temporalmente mi imaginación. Lo que no cambia con el tiempo es soñar; quizá es porque frecuentemente me ha hecho despertar pensando que “aquel sitio”, el lugar del sueño, es el mío, y que despertar es una equivocación. Ahí todo está suspendido, hay millones de formas de existir, de ser, desapareces en el mar de cristales del sueño.... Los lugares plácidos y sencillos que antes me gustaban,  de un tiempo para acá me han comenzado a parecer anormales. ¿De dónde venimos? ¿a dónde vamos? Qué más da... Las conclusión real es que no hay ninguna conclusión, todo varía de un modo a otro con resultados similares: creer que encontré una solución, una verdad: me da un poco de alivio, por un tiempo; la misma frustración al final. Todo ello entreverado con mi vivir abigarrado y trepidante en los últimos meses. ¿Es un miedo o un deseo: verlo todo, saberlo todo, jamás estar a oscuras? Ya no me interesa más esa pregunta. Ahora me gusta ir hundiéndome en la incertidumbre, en los pensamientos que se separan de las palabras y cuando intentas reconocerlos, cuando crees que tienes la certeza de algo, la enigmática realidad te devuelve una imagen deformada, como en una casa de los espejos. Nada es lo que parece. Y resulta divertido cómo cosas tan graves e importantes durante la vida se vuelven confusiones pueriles en la perspectiva de los años.



lunes, 25 de mayo de 2015

lunes, 18 de mayo de 2015

La historia es la siguiente (Onírico diciembre)

Sueño que estoy en la antesala de una casa en ruinas, destruida, completamente despedazada, mis ojos se llenan de lágrimas que no escurren por el rostro, se mantienen sujetas a mis pestañas inferiores, la zuela de mis zapatos hace crujir los cristales molidos; escombros de las paredes de la enorme casa caen delante de mí, yo permanezco incrédula, creo que en algún momento la casa se erguirá y tomará la forma hermosa de su arquitectura, la cual no conozco porque nunca la he visto antes de que estuviera destruida, pero tengo la certeza que la conozco como la palma de mi mano. Hay un curioso reloj tirado en el suelo, aún funciona, el marcar de sus estruendosas manecillas me indica que he estado demasiado tiempo ahí, esperando a que la construcción emerja de entre la cenizas, el dolor que siento es indescriptible, no quiero irme, pero tengo que hacerlo, lo que queda de la casa en cualquier momento podría caerme encima y matarme.  Antes de irme, medito, me miro en un pedazo de espejo quebrado de una de las habitaciones que encontré en el segundo piso, y tumbada en la cama me cubro con las sabanas empolvadas, el espejo me muestra el reflejo de una herida en mi frente... De pronto una fuerza invisible me lanza hacía el suelo, cuando me levantó veo delante de mí a un hombre vestido de payaso, comprendo que él es el autor intelectual y físico del terrible hecho. Corro antes de que atrape mi diminuto cuerpo... Pero él no me persigue sólo recita cual poeta "ansiosa vendrás hacía mi dulce melodía, no puedes evitarlo, eres un fruto maduro colgando de un árbol, ¡¿me oyes?!".


jueves, 7 de mayo de 2015

Con cariño

Si eres un chaira que está o estuvo FFyL, esto es para ti (claro, también va dirigido para cualquier otro chaira fuera de la especificación, mientras que sea digno): 

martes, 21 de abril de 2015

lunes, 13 de abril de 2015

miércoles, 1 de abril de 2015

¡Bara, bara, lléveselo!

Las entradas ¡Bara, bara, lléveselo! tendrán como objetivo recomendar libros para usted querido lector; escoja el que sea de su predilección. 

Para que no sea un simple consumidor ignorante, entienda y comprenda la cultura que hay en su hábito. Claro, este libro también está abierto para todos aquellos que no la consumen. 




¿Obsesionada (o) y harta (o) de los cánones de belleza? ¿Un problema antiguo o contemporáneo?.

¿Buscas alguna serie?

Me encanta el cine y las series de televisión (soy adicta). Después de Breakig Bad he buscado con mucha ansia una serie que me atrape desde el principio, claro, Better Call Saul está buenísima, pero a veces fantaseo con ver una aparición de Heinseberg, en fin, en una de esas búsquedas, hace aproximadamente un mes encontré en Netflix  la serie American Horror Story  la cual me ha tenido muy clavada; dicha página sólo tienen las primeras dos temporadas, pero ya saben, si no la ven en Fox pueden encontrarla en Internet, yo estoy por terminar la cuarta temporada. Bueno, después de esta entrada supongo que de vez en cuando haré alguna recomendación de lo que vaya encontrando por ahí.  

He aquí mis personajes favoritos:


martes, 31 de marzo de 2015

La historia es la siguiente (Tazas y novelas)



Acabo de leer una mala novela mexicana. Sí, ya sé que eso no debería ser noticia ni tema de nada, pero ya van dos eventos seguidos que me pasan (uno musical y otro, como ya lo he escrito es "literario"; el caso es que termine leyéndola, la analicé (no la boté para que se empolvará, como suelo hacer con los libros que no me gustan ni un poco); aunque es verdad que algunos párrafos me los brincaba y otros los pasaba muy rápido, aún así le dediqué tiempo por puro morbo. Yo sólo pensaba ojearla porque nada más me interesaban algunos cachos, pero el verdadero motivo por el que lo hice fue porque según yo, tengo cierta capacidad de saber qué es peor, si una una novela mala escrita con disciplina o todo lo contrario. De hecho, lo que me animo bastante a leerla fue que al ver la foto del autor en la contraportada me cayó bien (dije pobre ñor). ¿Cuál era mi morbo? Mmmm... Creo que descubrir donde acomodaba este libro en mis juicios, porque hay ciertos libros que son malos-malos, malos-descarados, abortos, vómitos, hijos no deseados "literarios". ¿Cómo se llama el autor? No lo revelaré: porque hasta cierto punto me cayó bien (ya dije por qué). 

En fin, me he distraído de mi objetivo, mi entrada no intenta abordar totalmente el tema de la novela o del autor incógnito, sino de un concierto de música al que asistí, que es en esencia exactamente lo mismo, sólo que los músicos hicieron el acto en vivo: me revolvieron el estómago, me provocaron dolor de cabeza y mal humor. Por esa razón tan poderosa para mí, es que me han obligado a escribir sobre tal crimen para mis oídos; me la pase tan mal que reflexioné sobre la basura que avientan muchos pseudo artistas, fantoches, snob, burgueses tan aburridos con sus vidas que con su dinero deciden entretenerse con el arte, hispters, o como prefieran llamarles.  Todos coinciden en lo vacío que son sus conceptos en cuanto a lo carente de profundidad en su argumento principal, ideas, sonidos, formas, letras, guiones, coreografías... que no aportan nada nuevo, pero sobre todo algo creativo, no reflejan el espíritu humano: trágico y libidinal;  ya ni siquiera quiero hablar de la famosa "vena", sólo arrojan invenciones estériles, sin sentido. Yo lo llamaría: malo-descarado, o quizá un aborto artístico.  

¿Qué tenía de malo la música? El líder de la banda (creador de los churros) se fue a Alemania a estudiar una maestría en música, y regresó a su patria trayendo con él una pieza de "música" para mostrarla a un público que presupone impresionable: El tipo se sienta junto con otros tres frente a una mesa en medio del escenario, todos hacen movimientos ligeros con sus manos, mueven de un lado a otro lo que hay ahí: tazas, platos, vasos de cerámica, tenedores, cucharas. Los objetos se mueven con mucha pasividad, casi con güeva soporífera; poco a poco los músicos arrastran dichos objetos hacia el borde de la mesa, uno a uno caen de la mesa a propósito, otros son azotados con mas intención pero sobreactuada, sin verdadera ira, sólo se caen mecánicamente, es una mala composición pero con disciplina. El estruendo de las tazas y platos cayendo al suelo me desagrada, la sonoridad del auditorio es autista, no logran trasmitir el mensaje, no hay angustia, ansiedad, pasión, ni talento. 

Lo mismo pasa en la novela del autor que me cayó bien, narra con hartos neologismos obvios y con ese “marxismo priísta” tan de moda entre nuestros queridos escritores nacidos en los cuarenta y los cincuenta, donde la historia sucede en París, y claro, el autor personajeado conoce a un ente femenino que no llegó a perpetrar muy bien en la historia; a ambos les suceden varias cosas aburridas o absurdas, además de los consabidos lugares comunes de lo que seguramente él consideró una novela total (más bien una novela mortal); cogida, disque planteamientos filosóficos y políticos, falos y coños, complot político de grandes dimensiones, bla bla... No consigue trasmitir nada. ¡Aburridooo!.

Cosas así existen en todas las Bellas Artes, formulas baratas, como por ejemplo, esa basura de 50 sombras de Grey que esconde (sólo para sus palurdas lectoras) detrás de la supuesta perversión masculina (al nivel de un capítulo de La Rosa de Guadalupe)  propone una amable coerción hacia la subyugación de la mujer, clichés sobre el papel femenino, una vil historia que se repite de manera neurótica en los lugares comunes de la incansable búsqueda de la identidad femenina ante la sociedad y la cultura contemporánea.  En fin, creo haber descubierto algo (digo, ya que estamos en esas) un tipo de libro en la narrativa "literaria”: empiezo un libro sin tener historia, + el personaje soy yo, (y mis traumas) + agarro la parafilia  más común para “seducir” al lector + ya llevo un rato escribiendo y no veo dónde termina esta madre = ¿qué hacer ahora? = claro, historia típica de amor + cogida (eso siempre funciona) Resultado: "literatura" mala.

En cuanto al músico sería algo así: "agarro los platos y tazas, la vajilla entera (importada desde Francia) de mi cocina" + mi aburrimiento y ociosidad + me invento un disque concepto complejo y único para impresionar al público (desplazar los objetos lentamente) + llevo un chingo moviendo las tazas y los pinches platos y no sé cuándo terminar esta mierda nada armoniosa = ¿qué hacer ahora? = claro, romper los objetos, tirarlos todos, eso nunca falla, un toque histérico siempre funciona Resultado: "música" mala.

P.D.: Ambos creadores le pusieron un título bien pinche a su obra. 

P.D.2: No diré cómo se llama la banda, sólo cuelgo su foto. Me reservo la razón. 

domingo, 22 de marzo de 2015

Ya estoy lista

Quiero saber más... Acerca de lo que hace una mujer como yo, dentro y fuera de su papel,  después de la hiel, pero sobre todo cuando se agota; casi me obsesiona estar hilvanando entre el  ayer y el hoy. Una mujer como yo, va hacía la hierba y hunde su carne y huesos en la soledad de un verso, un bastón de tinta para su corazón y el miedo.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Lo que me encontré

¿Estoy envejeciendo yo? o ¿Muchos niños de las nuevas generaciones están perdiendo la inocencia y están siendo arrastrados hacía una existencia vacía, sin valores y sin sentido?.